Nuevas recetas

The Lunch Belle entrevista a Claire Robinson de Food Network

The Lunch Belle entrevista a Claire Robinson de Food Network



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La encantadora chef famosa de Food Network, Claire Robinson

Habiendo desarrollado un leve "enamoramiento femenino" por la belleza sureña al ver su comentario sobre Lo mejor que comí, decidí ver un par de episodios de la serie de televisión de la chef Claire Robinson, 5 Ingredient Fix, en Food Network. De ahí el nombre, la premisa del programa de Claire es demostrar que es posible crear tanto deliciosos y platos eclécticos con cinco ingredientes o menos por receta. Oye, tal vez sea solo el "neoyorquino" que hay en mí, pero, con mi falta de tiempo y espacio en el mostrador, ¡me encanta la idea de poder preparar comidas caseras con solo un puñado de artículos! Amén para ti, Claire.

Con el muy reciente lanzamiento de su primer libro de cocina, 5 Ingredient Fix: Recetas fáciles, elegantes e irresistibles, tuve el placer de ponerme al día con Claire entre filmaciones (además de Corrección de 5 ingredientes, ella también alberga el Desafío de la red alimentaria!). Vea nuestra conversación telefónica, a continuación:

~

*Nota: CR = Claire Robinson // TLB = The Lunch Belle

CR "Bueno, hola, Lunch Belle", exclamó Claire con su encantador y embriagador acento sureño, "¡saludos desde Denver!"

TLB Denver? ¿No había investigado lo suficiente sobre los antecedentes de la Sra. Robinson para saber que pasó tiempo en el Mile High City? ¡Ack! "Hola Claire", respondí, "gracias por tomarse un tiempo de su apretada agenda para hablar con El almuerzo belle. ¿Qué te trae a Denver? "

CR "Lo crea o no, esto (Denver) es donde rodamos el Food Network Challenge, pero mi base de operaciones está en la ciudad de Nueva York ".

TLB "¡Interesante! OK, así que felicitaciones por el reciente lanzamiento de su primer libro de cocina, 5 Ingredient Fix: Recetas fáciles, elegantes e irresistibles. ¡Parece que tiene bastante en su plato en este momento!"

CR "¡Gracias! ¡Es un momento realmente emocionante! Además, no estoy seguro de que lo sepas, pero, recientemente, me asocié con Eggland's Best Eggs para compartir las emocionantes noticias sobre sus huevos con lazo rosa. Ya que la compañía recientemente donó $ 50,000 a Susan G. Komen for the Cure, cada huevo está ahora estampado con un sello "EB" rosa, no rojo, más el famoso logo "Pink Ribbon". "

TLB "¡Guau, eso es fantástico, Claire! Esa es una causa (cáncer de mama) que es cercano y querido para mi corazón. ¿Creaste alguna receta deliciosa a base de huevos para ellos (Lo mejor de Eggland)?"

CR "¡Seguro que sí! Echa un vistazo a la portada de su sitio web: www.egglandsbest.com, y busca la propaganda con mi nombre / foto". ¡Lectores, asegúrese de revisar la receta de Claire para huevos revueltos sobre tomates asados! ¡Casi no puedo esperar para hacer este plato!

TLB "Me encanta. ¡Cada uno de ustedes tiene la suerte de haberse asociado con el otro! Ahora, volviendo a su nuevo libro de cocina, ¿qué es algo que le gustaría decirles a mis lectores que, sienten, hace que sus recetas sean únicas entre el mar de competencia? En otras palabras, ¿por qué deberían comprar su libro de cocina? "

CR "Quiero inspirar a las personas para que sean los chefs ejecutivos de sus propias cocinas. Lo que quiero decir es que cada una de mis recetas le dirá qué ingredientes comprar y le proporcionará las instrucciones de cocción, pero espero que la gente tome este básico información y realmente hacerla suya. Por ejemplo, si los tomates verdes no están disponibles en su área, quiero que se sienta lo suficientemente capacitado para sustituirlos por algo que esté disponible y en temporada."

TLB "Gracias. Está bien, tengo una pregunta final para ti, Claire. Tú y yo somos del sur, creciste en Memphis y yo soy de Texas, entonces, ¿cuál es tu opinión sobre esta comida sureña / tarifa de comodidad?" ¿Tendencia que ha conquistado Nueva York? Desde pollo frito y verduras hasta camarones y sémola, siento que todos los restaurantes, desde el italiano hasta el coreano, tienen al menos un plato que representa lo que tú y yo llamamos "hogar".

CR Claire se ríe, "¿Y sabes qué? No he encontrado un lugar aquí (en Nueva York) ¡Eso lo hace bien! "

~

Léelo y come,

El almuerzo belle


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no está en XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. La dificultad radica en que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para Dime, la situación está absolutamente podrida como la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las palabras mal elegidas de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, estaré feliz de leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que me presente en sus oficinas, lo que me negaría reflexivamente a hacer y luego comenzaría lo real. Por todos los medios mándalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a una guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están saneando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner patas arriba mi pequeño mundo a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y de nuevo, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no está en XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. Donde radica la dificultad es que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para digamos, la situación está absolutamente podrida, al igual que la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las mal elegidas palabras de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada, simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, me encantaría leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que aparezca en sus oficinas, lo que me negaría a hacer reflexivamente y luego comenzaría lo real. Por todos los medios mándalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a la guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están desinfectando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner mi pequeño mundo patas arriba a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y nuevamente, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no es con XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. La dificultad radica en que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para Dime, la situación está absolutamente podrida como la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las palabras mal elegidas de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada, simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, estaré feliz de leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que me presente en sus oficinas, lo que me negaría reflexivamente a hacer y luego comenzaría lo real. Por supuesto envíalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a una guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están desinfectando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner mi pequeño mundo patas arriba a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y nuevamente, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no está en XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. Donde radica la dificultad es que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para Dime, la situación está absolutamente podrida como la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las palabras mal elegidas de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, estaré feliz de leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que me presente en sus oficinas, lo que me negaría reflexivamente a hacer y luego comenzaría lo real. Por supuesto envíalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a una guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están saneando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner patas arriba mi pequeño mundo a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y de nuevo, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no es con XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. La dificultad radica en que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para digamos, la situación está absolutamente podrida, al igual que la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las mal elegidas palabras de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, me encantaría leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que aparezca en sus oficinas, lo que me negaría a hacer reflexivamente y luego comenzaría lo real. Por supuesto envíalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a la guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están saneando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner patas arriba mi pequeño mundo a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y de nuevo, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa excepto por un recado o dos.

El problema no es con XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. La dificultad radica en que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad para digamos, la situación está absolutamente podrida, al igual que la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. No creo que tenga éxito en eso, pero es muy posible que el XXX del jueves sea una respuesta a las palabras mal elegidas de XXX que dejan en claro que un ataque a XXX se consideraría un ataque a XXX.

Ya estoy en desacuerdo con las cosas tal como están aquí. Como ejemplo, he estado sin pasaporte y sin ninguna forma de identificación desde el incidente que involucró a XXX y cuando le dije a XXX que estaba bajo custodia del gobierno, lo cual estaba y sigue estando, a pesar de las protestas de XXX. La lista es más larga y las consecuencias para mí han sido mucho más profundas, pero no están sujetas a esta misiva. Mi dilema es el siguiente: aparecer en cualquier publicación extranjera, sin importar cuán benigno o desinfectado sea, sería un pretexto suficiente para mi encarcelamiento y posiblemente más que eso, ya que tengo antecedentes de no pasar la noche en silencio, por así decirlo, las probabilidades. están fuertemente en mi contra, pero incluso a esta edad avanzada, simplemente no respondo bien a la fuerza injusta, independientemente de quiénes sean los perpetradores. Francamente, la oficialidad no significa nada para mí, en particular cuando se trata de tiranía.

Si quieres enviarme una versión editada de las conversaciones que tuve con XXX, estaré feliz de leer lo mismo. Pero el problema es que cualquier cosa impresa relacionada con mí, por inocuo que sea, sería pretexto suficiente para que XXX venga a husmear o incluso me pida que aparezca en sus oficinas, lo que me negaría a hacer reflexivamente y luego comenzaría lo real. Por supuesto envíalo y por supuesto llámame porque de alguna manera estoy intrigado por la premisa del Bidoun fenómeno y si esta vez no funciona, quizás haya otras ocasiones. Por el momento, sin embargo, soy de la opinión de que algo muy parecido a la guerra va a tener lugar entre XXX y XXX. La verdad obvia es que XXX ha estado involucrado durante largos meses en actos de guerra contra XXX, pero los medios corporativos están saneando todo eso, sabiendo muy bien que XXX es un acto de guerra. Estar atrapado entre dos tipos de tiranía muy diferentes tiende a hacer que uno mantenga la cabeza gacha y eso es lo que estoy metiendo en este momento. Aún así, me gustaría escuchar lo que dices y leer lo que editas, pero es más que probable que tenga que rechazarlo porque tengo una vida que vivir, por truncada que sea, y no estoy dispuesto a arriesgar las pequeñas libertades por las que disfruto. una pieza de revista que podría poner mi pequeño mundo patas arriba a una velocidad vertiginosa. Pero agradezco sinceramente su preocupación. Y nuevamente, la culpa es mía y no de XXX. Gracias por tomarse el tiempo de leer esto y puede llamar en cualquier momento.

Foto de Boru O’Brien O’Connell. Diseño de Avena Gallagher


Carta al editor

Mi número es XXX y no uso Skype, pero creo que puedes contactarme con eso y podemos hablar. Casi siempre estoy en casa, excepto por un recado o dos.

El problema no está en XXX. Como dijiste, “XXX es lo mejor” y he descubierto que XXX es un verdadero soplo de aire fresco en una profesión en la que eso es demasiado raro. Soy la mofeta de la fiesta en el jardín y lamento mucho que haya resultado así. La versión sin editar de la transcripción de la conversación no fue realmente un problema para mí. La dificultad radica en que en el lugar donde vivo, la libertad de expresión simplemente no es una opción, en particular el tipo de discurso en el que participo, y lo que lees es exactamente la forma en que hablo, sin intentar embellecerlo, porque la verdad es digamos, la situación está absolutamente podrida, al igual que la mayoría de la política y las élites políticas en el mundo XXX. Lo mismo ocurre con XXX y sus secuaces, aunque hay que decir que XXX aporta mucha más sofisticación a su juego ... ¿De qué otra manera podría estar destrozando la constitución con asesinatos a su antojo y destruyendo a XXX sin lo que siempre pensé que era el sagrado derecho secular de un juicio? por un jurado de pares. Suficiente de eso.

Mi razón para retroceder es bastante simple: alta tensión en la región, XXX está en pie de guerra, XXX, las autoridades aquí, además de su paranoia profundamente arraigada, son plenamente conscientes de que el XXX para XXX es un cambio de régimen en uno. forma u otra y en que son absolutamente correctos, XXX está empeñado en cebar a XXX para que bombardee a XXX. I don’t think he will succeed in that, but it is very possible that the XXX on Thursday could be a riposte to the ill-chosen words of XXX making plain that an attack on XXX would be considered an attack on XXX.

I am already at odds with things the way they stand here. As one example, I have been without a passport and any form of identification since the incident involving XXX and my telling the XXX he was in government custody which he was and still is, XXX protestations notwithstanding. The list is longer and the consequences for me have been far more profound but not subject for this missive. My dilemma is this: appearing in any foreign publication, no matter how benign or sanitized, would be sufficient pretext for my being incarcerated and possibly more than that — as I have history of not going quietly into the night, so to speak — the odds are heavily stacked against me but even at this advanced age I simply do not respond well to unjust force, regardless of who the perpetrators may be. Frankly, officialdom does not mean a damn thing to me, in particular when it comes in the form of tyranny.

If you want to send me an edited version of the conversations I had with XXX, I would be happy to read the same. But the issue is that anything printed related to me, however innocuous, would be sufficient pretext for XXX to come poking around or even ask me to show up in their offices which I would reflexively refuse to do and then the real would commence. By all means send it and by all means do call me because somehow I am intrigued by the premise of the Bidoun phenomenon and if it does not work this time around, perhaps there will be other occasions. At the moment however, I am of the opinion that something very much like war is going to take place between XXX and XXX. The obvious truth is that XXX has for long months been engaged in acts of war against XXX but the corporate media is sanitizing all that, knowing full well that XXX is an act of war. Being stuck between two very different types of tyranny tends to make one keep his/her head down and that is what I am into at the moment. Still I would like to hear what you say and read what you edit but it is more than likely that I would still have to decline because I have a life to live, however truncated, and am not inclined to risk what small freedoms I enjoy for a magazine piece that could turn my small world upside down at warp speed. But I do sincerely appreciate your concern. And again the fault is mine alone and not XXX’s. Thank you for taking the time to read this and you are free to call anytime.

Photo by Boru O’Brien O’Connell. Styling by Avena Gallagher


Letter to the Editor

My number is XXX and I do not use Skype but I think you can contact me with that and we can talk. I am almost always home except for an errand or two.

The problem is not with XXX. As you said, “XXX is the best” and I have found XXX to be a real breath of fresh air in a profession where that is all too rare. I am the skunk at the garden party and am very sorry it turned out that way. The unedited version of the transcript of the conversation was not really a problem for me. Where the difficulty lies is that in the place I live free speech is simply not an option, in particular the type of speech I engage in — and what you read is exactly the way that I talk, no attempt to prettify it, because truth to tell, the situation is absolutely rotten as is most of the politics and the political elites in the XXX world. Ditto for XXX and his minions though it must be said that XXX brings a lot more sophistication with his game… How else could he be shredding the constitution with assassinations at whim and obliterating XXX without what I always thought was the sacred secular right of a trial by a jury of one’s peers. Suficiente de eso.

My reason for pulling back is quite simple: high tension in the region, XXX being on a war footing, XXX, the authorities here — in addition to their deep-seated paranoia — are fully aware that the XXX for XXX is regime change in one form or another and in that they are absolutely correct, XXX being bent on baiting the XXX into blitzing XXX. I don’t think he will succeed in that, but it is very possible that the XXX on Thursday could be a riposte to the ill-chosen words of XXX making plain that an attack on XXX would be considered an attack on XXX.

I am already at odds with things the way they stand here. As one example, I have been without a passport and any form of identification since the incident involving XXX and my telling the XXX he was in government custody which he was and still is, XXX protestations notwithstanding. The list is longer and the consequences for me have been far more profound but not subject for this missive. My dilemma is this: appearing in any foreign publication, no matter how benign or sanitized, would be sufficient pretext for my being incarcerated and possibly more than that — as I have history of not going quietly into the night, so to speak — the odds are heavily stacked against me but even at this advanced age I simply do not respond well to unjust force, regardless of who the perpetrators may be. Frankly, officialdom does not mean a damn thing to me, in particular when it comes in the form of tyranny.

If you want to send me an edited version of the conversations I had with XXX, I would be happy to read the same. But the issue is that anything printed related to me, however innocuous, would be sufficient pretext for XXX to come poking around or even ask me to show up in their offices which I would reflexively refuse to do and then the real would commence. By all means send it and by all means do call me because somehow I am intrigued by the premise of the Bidoun phenomenon and if it does not work this time around, perhaps there will be other occasions. At the moment however, I am of the opinion that something very much like war is going to take place between XXX and XXX. The obvious truth is that XXX has for long months been engaged in acts of war against XXX but the corporate media is sanitizing all that, knowing full well that XXX is an act of war. Being stuck between two very different types of tyranny tends to make one keep his/her head down and that is what I am into at the moment. Still I would like to hear what you say and read what you edit but it is more than likely that I would still have to decline because I have a life to live, however truncated, and am not inclined to risk what small freedoms I enjoy for a magazine piece that could turn my small world upside down at warp speed. But I do sincerely appreciate your concern. And again the fault is mine alone and not XXX’s. Thank you for taking the time to read this and you are free to call anytime.

Photo by Boru O’Brien O’Connell. Styling by Avena Gallagher


Letter to the Editor

My number is XXX and I do not use Skype but I think you can contact me with that and we can talk. I am almost always home except for an errand or two.

The problem is not with XXX. As you said, “XXX is the best” and I have found XXX to be a real breath of fresh air in a profession where that is all too rare. I am the skunk at the garden party and am very sorry it turned out that way. The unedited version of the transcript of the conversation was not really a problem for me. Where the difficulty lies is that in the place I live free speech is simply not an option, in particular the type of speech I engage in — and what you read is exactly the way that I talk, no attempt to prettify it, because truth to tell, the situation is absolutely rotten as is most of the politics and the political elites in the XXX world. Ditto for XXX and his minions though it must be said that XXX brings a lot more sophistication with his game… How else could he be shredding the constitution with assassinations at whim and obliterating XXX without what I always thought was the sacred secular right of a trial by a jury of one’s peers. Suficiente de eso.

My reason for pulling back is quite simple: high tension in the region, XXX being on a war footing, XXX, the authorities here — in addition to their deep-seated paranoia — are fully aware that the XXX for XXX is regime change in one form or another and in that they are absolutely correct, XXX being bent on baiting the XXX into blitzing XXX. I don’t think he will succeed in that, but it is very possible that the XXX on Thursday could be a riposte to the ill-chosen words of XXX making plain that an attack on XXX would be considered an attack on XXX.

I am already at odds with things the way they stand here. As one example, I have been without a passport and any form of identification since the incident involving XXX and my telling the XXX he was in government custody which he was and still is, XXX protestations notwithstanding. The list is longer and the consequences for me have been far more profound but not subject for this missive. My dilemma is this: appearing in any foreign publication, no matter how benign or sanitized, would be sufficient pretext for my being incarcerated and possibly more than that — as I have history of not going quietly into the night, so to speak — the odds are heavily stacked against me but even at this advanced age I simply do not respond well to unjust force, regardless of who the perpetrators may be. Frankly, officialdom does not mean a damn thing to me, in particular when it comes in the form of tyranny.

If you want to send me an edited version of the conversations I had with XXX, I would be happy to read the same. But the issue is that anything printed related to me, however innocuous, would be sufficient pretext for XXX to come poking around or even ask me to show up in their offices which I would reflexively refuse to do and then the real would commence. By all means send it and by all means do call me because somehow I am intrigued by the premise of the Bidoun phenomenon and if it does not work this time around, perhaps there will be other occasions. At the moment however, I am of the opinion that something very much like war is going to take place between XXX and XXX. The obvious truth is that XXX has for long months been engaged in acts of war against XXX but the corporate media is sanitizing all that, knowing full well that XXX is an act of war. Being stuck between two very different types of tyranny tends to make one keep his/her head down and that is what I am into at the moment. Still I would like to hear what you say and read what you edit but it is more than likely that I would still have to decline because I have a life to live, however truncated, and am not inclined to risk what small freedoms I enjoy for a magazine piece that could turn my small world upside down at warp speed. But I do sincerely appreciate your concern. And again the fault is mine alone and not XXX’s. Thank you for taking the time to read this and you are free to call anytime.

Photo by Boru O’Brien O’Connell. Styling by Avena Gallagher


Letter to the Editor

My number is XXX and I do not use Skype but I think you can contact me with that and we can talk. I am almost always home except for an errand or two.

The problem is not with XXX. As you said, “XXX is the best” and I have found XXX to be a real breath of fresh air in a profession where that is all too rare. I am the skunk at the garden party and am very sorry it turned out that way. The unedited version of the transcript of the conversation was not really a problem for me. Where the difficulty lies is that in the place I live free speech is simply not an option, in particular the type of speech I engage in — and what you read is exactly the way that I talk, no attempt to prettify it, because truth to tell, the situation is absolutely rotten as is most of the politics and the political elites in the XXX world. Ditto for XXX and his minions though it must be said that XXX brings a lot more sophistication with his game… How else could he be shredding the constitution with assassinations at whim and obliterating XXX without what I always thought was the sacred secular right of a trial by a jury of one’s peers. Suficiente de eso.

My reason for pulling back is quite simple: high tension in the region, XXX being on a war footing, XXX, the authorities here — in addition to their deep-seated paranoia — are fully aware that the XXX for XXX is regime change in one form or another and in that they are absolutely correct, XXX being bent on baiting the XXX into blitzing XXX. I don’t think he will succeed in that, but it is very possible that the XXX on Thursday could be a riposte to the ill-chosen words of XXX making plain that an attack on XXX would be considered an attack on XXX.

I am already at odds with things the way they stand here. As one example, I have been without a passport and any form of identification since the incident involving XXX and my telling the XXX he was in government custody which he was and still is, XXX protestations notwithstanding. The list is longer and the consequences for me have been far more profound but not subject for this missive. My dilemma is this: appearing in any foreign publication, no matter how benign or sanitized, would be sufficient pretext for my being incarcerated and possibly more than that — as I have history of not going quietly into the night, so to speak — the odds are heavily stacked against me but even at this advanced age I simply do not respond well to unjust force, regardless of who the perpetrators may be. Frankly, officialdom does not mean a damn thing to me, in particular when it comes in the form of tyranny.

If you want to send me an edited version of the conversations I had with XXX, I would be happy to read the same. But the issue is that anything printed related to me, however innocuous, would be sufficient pretext for XXX to come poking around or even ask me to show up in their offices which I would reflexively refuse to do and then the real would commence. By all means send it and by all means do call me because somehow I am intrigued by the premise of the Bidoun phenomenon and if it does not work this time around, perhaps there will be other occasions. At the moment however, I am of the opinion that something very much like war is going to take place between XXX and XXX. The obvious truth is that XXX has for long months been engaged in acts of war against XXX but the corporate media is sanitizing all that, knowing full well that XXX is an act of war. Being stuck between two very different types of tyranny tends to make one keep his/her head down and that is what I am into at the moment. Still I would like to hear what you say and read what you edit but it is more than likely that I would still have to decline because I have a life to live, however truncated, and am not inclined to risk what small freedoms I enjoy for a magazine piece that could turn my small world upside down at warp speed. But I do sincerely appreciate your concern. And again the fault is mine alone and not XXX’s. Thank you for taking the time to read this and you are free to call anytime.

Photo by Boru O’Brien O’Connell. Styling by Avena Gallagher


Ver el vídeo: Top 10 Truly Unusual Twins Who Born Different You Have Never Seen In Your Life #6 (Agosto 2022).